Análisis del Proyecto Decreto Reglamentario “Conciliaciones contables y fiscales”

Por Juan Fernando Mejía

Bastante controversia se ha generado al hablar de contabilidad paralela, y aún más cuando mencionamos la contabilidad multipropósito, pero ¿sabemos en realidad a qué nos referimos con estos términos?

Para aclarar este tema tenemos que remitirnos al artículo 772-1 del Estatuto Tributario, adicionado por la Ley 1819/16.

El Gobierno Nacional divulgo un proyecto de decreto que toca ciertos puntos importantes, como lo son:

  1. Excluye la existencia de la contabilidad paralela, y nos dice que la contabilidad es única con registro de diferencias, tal y como hemos mencionado en el mito de doble contabilidad paralela, y aunque algunas casas de software se pronunciaron ante la interpretación que causa llevar doble contabilidad “norma fiscal y Niif” el gobierno no ha cedido ante este tema que aún está en discusión. Aún puede repetirse lo sucedido con el artículo 6 del Decreto 2548/14 cuando el Gobierno cedió y permitió por primera vez en el mundo que esa “doble contabilidad” se considerara “legal”, pues se argumentó que a pesar de repetir registros no se tuvo la intención de dolo, de ocultar o de mostrar algo “turbio”. Si se optaba por esta práctica se debía actualizar el RUT con el código 86 en la casilla 89; pero,entonces ¿Qué papel juega la contabilidad multipropósito? consistente en registrar una sola vez tanto para fines NIIF como tributarios y registrar las diferencias en la misma contabilidad, tal y como lo indica también el Concepto CTCP 577/14, entre otras normas. En ese caso se debía actualizar el RUT con el código 85 en la casilla 89, también podemos encontrarlo en el art 3 del mismo Decreto 2548/14. La Ley 1819/16 derogó el artículo 165 de la Ley 1607/12 y, por ende, su decreto reglamentario 2548/14, como se explica en el artículo “¿Es ilegal la contabilidad paralela?”.
  2. Recuerda que todos los ajustes NIIF son plena prueba fiscal: como lo dijo el artículo 7 del Decreto 2548/14 (y el artículo 289 del E.T., modificado por la Ley 1819/16) respecto a las sanciones por las diferencias entre las declaraciones de renta y el ESFA o cualquier otro estado financiero NIIF que evidencie activos omitidos, pasivos ficticios, errores contables y otros elementos del Plan Piloto, cruces de Información con superintendencias y otras formas de fiscalización.
  3. Hay que tener en cuenta que al manejar diferencias se requiere un detalle concreto para facilitar la fiscalización tributaria, esto quiere decir que:
    a. El registro debe ser único y a la vez simultaneo, concepto que se presta para la mala interpretación de una doble contabilidad, pero que la técnica contable entiende como “multipropósito”, es decir, que se registra “una sola vez”, tanto para “propósitos especiales” (rendición fiscal de cuentas en detalle), como para “propósitos generales” (reporte financiero bajo NIIF, agrupando cuentas -MC 4.37-). b. Establecer las diferencias, debemos ser super específicos al momento de identificar, o etiquetar los respectivos ajustes, para esto podemos apoyarnos en las subcuentas. c. Ser en pesos colombianos de conformidad con el artículo 868 del Estatuto Tributario.
  4. Determina que la conciliación fiscal es un anexo de la declaración de renta que debe:
    a. Ser parte de la contabilidad, sopena de las sanciones del artículo 655 E.T. Para hacer que la conciliación contable y tributaria haga parte de la contabilidad se debe tener claro que los libros oficiales bajo NIIF son los mismos libros que se traían con el Decreto 2649/93 (que fue tomado de las NIIF en su momento) más las diferencias por ajustes NIIF y que estas diferencias deben registrarse en la misma contabilidad, como lo dijo el citado Concepto CTCP 577/14.b. Conservarse por el tiempo de firmeza de la declaración de renta relacionada (5 años, art. 632 del E.T.).c. Reportarse en la exógena, en el formato que elabore la DIAN dos meses antes de terminar la respectiva vigencia fiscal. Muy probablemente el formato de reporte de estas conciliaciones será similar al formulario 1732 “para el Suministro de la Información con Relevancia Tributaria”.

    d. Si la DIAN no lo actualiza, continua vigente el del año anterior.

    Para la vigencia 2017 se deberá publicar antes del 15 de diciembre del mismo año.

Excepciones: No se preparan las conciliaciones en los siguientes casos:

  1. Cuando no existan diferencias tributarias con los estados financieros NIIF: el Informe ROSC establece que el derogado decreto 2649/93 fue tomado de las NIIF y por ello es posible que muchas entidades no presenten diferencias. En esos casos, la información bajo NIIF es la misma, presentada en un formato diferente.
  2. Cuando las diferencias sean por ficciones fiscales, que no tienen partida doble, como las sobrededucciones fiscales, rentas exentas, ingresos no constitutivos, intereses presuntivos y otros limitaciones o exenciones de carácter fiscal.
    Estas diferencias se manejan extracontablemente y no requieren un “libro tributario” como se pretendió en el Concepto DIAN 16442 de 2015, ya sin vigencia.
  3. Cuando la entidad sea no contribuyentes (artículo 23 E.T.)
  4. Cuando sean entidades del grupo 3, que no aplican NIIF sino contabilidad simplificada, si además tienen ingresos inferiores a 30.000 SMMLV en la respectiva vigencia fiscal.

Las entidades que no hayan actualizado el RUT informando su grupo NIIF serán sancionadas, y eventualmente se les podrá exigir la conciliación, justamente porque todas las diferencias son plena prueba fiscal.

La Ley 1819/16 derogó el artículo 165 de la Ley 1607/12 y, por ende, su decreto reglamentario 2548/14, como se explica en el artículo “¿Es ilegal la contabilidad paralela?”.
Hoy todas las entidades deben actualizar el RUT con el “código 85” o esperar a que la DIAN elimine ese requisito de la casilla 89 por carecer de sentido.

 
2017-11-02T10:14:36+00:00 Agosto 9th, 2017|Blog, Contador|1 Comentario

Un Comentario

  1. Carlos Méndez 2 Noviembre, 2017 at 8:57 am - Reply

    Excelente Articulo

     

Deja Un Comentario

¿Cómo podemos ayudarte?