Me he tomado la tarea de hablar con algunos contadores cuyo fin, es ser profesionales completos para conseguir más clientes, llegar a ser contadores integrales para sus clientes, es el más profundo deseo para llegar al dicho: Entre más, mejor.

Y es que hoy en día, es sorprendente como un contador, sepa tan poco de su carrera, cuando en realidad deberíamos estar completamente capacitados y entendiendo muy bien nuestra profesión y lo que necesitan nuestras empresas, pero tristemente muy pocos se preocupan por comprender como se traza y elabora un plan estratégico, se limitan a solo saber de transacciones del día a día y no encontramos contadores de alto impacto en análisis financieros, planeaciones tributarias, planeaciones financieras, optimización de recursos; tristemente vamos al día a día.

Al tomar todo esto con experiencia y madurez profesional, nuestro compromiso es tomar nuestro trabajo en serio y seguir hacia adelante. Ya verás que en camino descubrirás que cada cliente te recordará por lo que sabes, por lo que ofreces y por lo que estás dispuesto a hacer por cada uno de tus clientes.

Ten en cuenta los siguientes puntos que quiero compartirte para que seas un contador que genere el cambio a la excelencia para conseguir más clientes.

1. Se vale una capacitación constante.

La capacitación constante es una gran necesidad que lo lleva a ser ejemplo de crecimiento, pasión, entrega y madures, y no solo un vendedor de servicios. Sea un contador que ame su trabajo, que lo busquen por lo que saben y no por lo que tiene que vender.

La capacitación es la mejor y más importante estrategia que los contadores pueden ofrecer hoy en día para cualquier empresa, la prioridad de cualquier compañía es encontrar contadores capacitados y actualizados para mejor rendimiento en sus empresas.

Hoy en día, los empresarios desean encontrar contadores que no solo ayuden a liquidar impuestos, sino que realmente se conviertan en asesores financieros. Que midan el pulso de una compañía, que le digan al empresario que es lo que tienen que hacer o decir. Estar capacitado y esa actualizado le permite al contador a ayudarle más a un empresario para que se mantenga y se proyecte como un empresario.

2. Tienen razón, la primera impresión es lo que cuenta.

Hablando con uno de mis clientes me causo curiosidad de llevar tanto tiempo con él y acordarme que al iniciar mi etapa con él fue una persona dudosa en aceptar mis servicios como contador, contándole que al principio no reflejaba lo que realmente ofrecía “Tu imagen no reflejaba eso, tu logotipo parecía el de una gran firma de esas que nunca iba a poder ganar y cero personas a cargo, no dabas la confiabilidad que yo esperaba para mi nueva empresa”

Para tu imagen, debes proyectar cercanía, conocer que ofreces al pie de la letra es importante para cada persona, sobre todo si trabajas solo, tienes que tener carisma. Quizás como contador no le das demasiada atención a tu imagen y aparentamos algo que no somos, la primera impresión es lo más importante. Tu imagen debe ser clara, cercana, amable y carismática, con profesionalismos para ellos porque será el filtro que los ayudara a definir si les gusta a no tu servicio.

Preocúpate por tener una identidad, tu nombre, tu conocimiento, eso también es lo que vende, pero no olvides que también debes reflejar el tipo de profesional que eres. Recalca los valores que quieres transmitir con tus servicios y preocúpate por dar siempre tu compromiso y manejo adecuado de tu trabajo. Saber venderse vale más que volantes de publicidad.

3. En la consultoría está la venta.

Las personas son más importantes que los procesos. En la contabilidad el término de “venta consultiva” es una ficha clave para el contador, está se basa en la necesidad del cliente, en escucharlo para entender de qué cosas tienen necesidad tanto él, como su empresa y cuáles son todas sus expectativas con el servicio que quiere empezar a trabajar.

Es muy valioso este tipo de venta, pues tú podrás darle seguridad que eres la persona ideal para el servicio que necesita su empresa. Debes ser mejor escuchando para que entiendas lo que tus clientes y la gente quiere y así tener relaciones de largo plazo y no clientes de momento que trae a tu vida ingresos de corto plazo, esto generalmente traen mala reputación. Nunca cierres negocios con un cliente sin antes dejarle claro que tu prioridad son sus necesidades.

Sé un contador que atrae a sus clientes con una imagen adecuada, un contador que entiende la necesidad de los clientes y la toma como prioridad y un contador que desee capacitarse para demostrar que tiene soluciones.

 
2017-12-07T17:41:49+00:00 Diciembre 7th, 2017|Blog, Contador|0 Comentarios

Deja Un Comentario

¿Cómo podemos ayudarte?