La llegada de las NIIF a Colombia ha desatado controversias, pérdidas y ganancias; frente a este panorama, se han manifestado expertos y visiones de todo tipo; sin embargo, es importante que entiendas el contexto, por lo que a continuación te contamos cómo incursionaron las NIIF, cuál ha sido su historia y finalmente, cuáles son los principales retos, con el fin de que te enteres de los elementos básicos para su implementación y para que en 2018 tengas todas las herramientas que necesitas para implementar las NIIF.

1. Breve historia de las NIIF:

Las Normas Internacionales de Auditoria (IAS, en inglés o NIA, en español) fueron creadas y emitidas por la Junta del Comité de Normas Internacionales de Contabilidad (IASC) en el periodo 1973 – 2001. Este fue el principio de las NIIF, como el intento de armonizar, unificar y entender la contabilidad de toda la Unión Europea; sin embargo, esta idea se difundió rápidamente y se implementaron las NIIF a nivel global, es decir que se pasó de las NIA a las NIIF gracias a la necesidad de su masificación y a la acogida que tuvo el proyecto. Para este 2018 habrá grandes avances y entenderás por qué las NIIF deben hacer parte importante de las empresas en Colombia.

Luego de las NIA se desarrollaron las Normas Internacionales de Contabilidad (NIC) y en abril de 2001, el International Accounting Standards Board (IASB) se encargó de establecer las NIIF como reglamentación internacional para la regulación de las finanzas internacionales.

En este contexto, las NIIF fueron diseñadas como un lenguaje internacional, de modo que las cuentas de las empresas sean comprensibles y comparables. También podría concluirse que las NIIF son una consecuencia de la creciente interacción comercial entre negocios y empresas a nivel internacional hasta el punto de llegar a reemplazar las diferentes normas contables que se han creado en cada nación.

2. Las NIIF en Colombia:

Colombia adoptó las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) y las legalizó mediante la Ley 1314 de 2009. Puedes descargar la ley 1314 haciendo clic aquí. La Ley permitió la clasificación de las empresas en dos grupos:

Dentro de este grupo de las NIIF se encuentran todos los emisores de valores y, en general, las entidades de interés público; adicionalmente, las empresas que tengan activos que superen los treinta mil salarios mínimos legales vigentes o que su nómina supere los doscientos colaboradores; sin embargo, dentro de este grupo están también las empresas que tienen un tipo de subordinación cuatro o que son franquicias o sedes de multinacionales que ya se encuentran aplicando las NIIF en otro país. También hacen parte del grupo uno las empresas subordinadas a empresas nacionales que ya hayan implementado las NIIF.

La fecha de acoplamiento y la generación del primer balance debieron haberlo realizado el 1 de enero de 2014 y, en consecuencia, el primer comparativo debió generarse el 31 de diciembre de 2014, de modo que el reporte de estados financieros deberían hacerse el 31 de diciembre de 2015.

Del grupo dos hacen parte las empresas que tengan activos totales superiores a treinta mil salarios mínimos legales vigentes o que su nómina sea de más de doscientos trabajadores, que no sean emisores de valores ni entidades de interés público y que sean sucursales de una compañía extranjera que aplique las NIIF. Otra característica es importar o exportar pagos que registren más de la mitad de las compras del año anterior al ejercicio de las NIIF.

Finalmente, el grupo tres hace referencia las empresas de tamaño grande y mediano que no emitan valores ni que manejen recursos públicos, los trabajadores de estas empresas pueden ser de once a doscientos y sus activos totales deben ser entre quinientos y treinta mil salarios mínimos.

En este último grupo se incluyen todas las microempresas que tengan activos totales de máximo quinientos salarios mínimos del momento en que se liquiden las NIIF; dentro de este valor se excluyen las viviendas. Su planta de personal no supera los diez trabajadores.

3. La Ley 1314 de 2009

Mediante esta ley se propuso que las empresas colombianas convergieran en las NIIF. En la Ley se estipula la categorización de los tres grupos y se determina que las Superintendencias deben vigilar la implementación de las NIIF.

Finalmente, a través del Decreto 302 del 20 de febrero de 2015, el Gobierno colombiano emitió ciertas reglas para la comprensión de las NIIF y que empezaron a implementarse desde 2016:

  • ISA: Normas Internacionales de Auditoría
  • IQAS: Estándares internacionales de garantía de calidad
  • ISRE: Normas Internacionales sobre Compromisos de Revisión
  • ISAE: Normas Internacionales de Compromiso de Aseguramiento
  • ISRS: Normas internacionales sobre servicios relacionados

4. ¿Cuáles son los principales retos de la implementación de las NIIF en Colombia?

  • Debe haber un mayor involucramiento de las gerencias en los procesos productivos de las empresas; además el registro de NIIF debe hacerse al interior de las empresas, eliminando la figura de consultorías.
  • Desligarse de las normas colombianas para implementar las NIIF.
  • Generar conciencia de que las NIIF no es un asunto que se limita a las empresas que invierten en la bolsa.
  • Entender que las NIIF hacen parte de la reforma tributaria y su interés por evitar la evasión de impuestos.

Recuerda que la implementacion de las NIIF es una obligación legal. El consejo de nuestros expertos es que te pongas al día y que evites cualquier atraso para que tu empresa, además de alta rentabilidad, logre mantenerse dentro de los estándares internacionales.

Lina Marcela Giron autora siigo blog periodista

Escrito por Lina Marcela Girón Sánchez

Soy Periodista baja y delgada, pero de gran carácter, por eso me siento identificada con los contadores y los empresarios. Me entusiasma definir los conceptos contables y financieros que necesitan los entrepeneurs y los grandes empresarios para gestionar mejor sus negocios. Me gusta escribir, planear y opinar mucho. Mi nivel de distracción es tan alto que me tocó aprender a manejarlo a favor de mi trabajo, convirtiéndolo en una materia prima a la hora de escribir: mi imaginación.

 
2018-02-23T17:21:22+00:00 Enero 19th, 2018|Blog, Contador, Normatividad|0 Comentarios

Deja Un Comentario

¿Cómo podemos ayudarte?