Se incrementó más de un 400% la emisión de facturas electrónicas

En este sentido, factores como el aumento de la migración de los consumidores a las plataformas de comercio electrónico han motivado a que cada vez sea mayor el número de empresas que se digitalizan y transforman sus procesos, aprovechando todas las ventajas que traen las soluciones tecnológicas para la gestión empresarial.

La firma Siigo dio a conocer sobre este aspecto que durante el primer trimestre del año se registraron desde su plataforma más de 10 millones de facturas electrónicas.

Lo que representó una variación de más del 400% comparado con el mismo periodo del 2020. Marzo fue el mes con mayor movimiento, con cerca del 40% del total de las emisiones de clientes registrados durante estos tres meses.

Teniendo en cuenta que según el informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), las medidas para mitigar la propagación del virus llevaron a que el comercio fuera uno de los sectores más afectados en la región durante el último año, en el 2021 se han ido evidenciando los resultados de los procesos de transformación digital que las empresas adoptaron para retomar actividades y avanzar hacia la reactivación económica.

Con base en la emisión de facturas electrónicas realizadas a través de Siigo, el comercio mayorista y minorista lideró como el principal emisor de facturas electrónicas, con más de 5 millones de facturas y un aumento de cerca del 360%.

Además, las actividades de atención de la salud humana y asistencia social, altamente demandadas en el último año, fueron las que mayor variación tuvieron al crecer más de 10 veces en la generación del documento electrónico, con relación a las mismas fechas en el 2020.

De acuerdo con la DIAN, solo a noviembre de 2020, de las más de 380 mil personas produciendo facturas electrónicas, cerca de 290 mil lo hicieron por medio de proveedores tecnológicos como Siigo.

David Ortíz, CEO del Grupo Siigo en LATAM, dijo que “estos resultados reflejan el dinamismo que están volviendo a tener los sectores productivos del país y el interés de los empresarios por renovarse digitalmente y estar alineados con las nuevas necesidades y exigencias de los mercados y las personas”.

En este periodo de tiempo las microempresas fueron las que más sobresalieron en temas de facturación electrónica con cerca de la mitad de la participación, según cifras de Siigo. Las pequeñas empresas se ubicaron en el segundo lugar.