Averigua si tu negocio es rentable.

Hacer una pausa y analizar dónde te encuentras, es un paso fundamental en tu objetivo de consolidar tu empresa. Así que llegó el momento de saber si tu negocio es rentable o si debes hacer ajustes para mejorar su rendimiento.

Para empezar, definamos ¿qué es la rentabilidad? Es la relación entre los recursos que utilizas para comercializar un producto o servicio, y los beneficios que recibes a cambio. En otras palabras, rentabilidad son las ganancias, es el resultado de la aceptación que logras en el mercado con aquello que ofreces.

Software_Administrativo

Comienza por definir tus objetivos

Para saber si tu negocio es rentable, lo primero que debes preguntarte es cuáles son tus objetivos. Si tu empresa apenas está comenzando, puede que tu propósito sea darte a conocer y abrirte campo dentro de tu sector. En ese caso, puede que por ahora sea suficiente mantenerte a flote, aunque las ganancias no sean muy significativas. Algo similar ocurre si estás expandiendo tu negocio. Has realizado una apuesta y puedes esperar por mejores resultados, mientras conquistas nuevos espacios y clientes.

Si ya llevas tiempo en el mercado o has realizado una inversión considerable, vas a esperar un margen de utilidades que compense tu esfuerzo. Como ves, depende de ti y de tus socios (si los tienes) interpretar la rentabilidad de acuerdo con la etapa en la que te encuentras.

Eso sí, debes tener en cuenta que, si en el futuro quieres invertir para que tu negocio crezca o tienes deudas pendientes, unas utilidades demasiado bajas pueden dificultar tus planes.

¿Qué datos necesitas para saber si tu negocio es rentable?

Una vez tienes claros tus objetivos, el siguiente paso es conocer al detalle los ingresos y gastos que ha tenido tu empresa en un periodo de tiempo determinado. Esto se conoce como un estado de resultados. Los datos principales que necesitas para este diagnóstico son:

Tus ingresos

  • Ventas: ten en cuenta las ventas netas, es decir, lo que queda luego de restar los descuentos y devoluciones.
  • Utilidades brutas: es la diferencia entre las ventas netas y lo que costó producirlas.
  • Utilidades netas: las ganancias que te quedan luego de haber pagado impuestos.

Tus gastos

  • Costo de las ventas: dependiendo de tu tipo de negocio, estos pueden ser costos por producción, por la compra de mercancía o por la prestación de servicios.
  • Gastos por actividades de comercialización: sueldos, comisiones, publicidad, almacenamiento, entre otros.
  • Gastos administrativos: incluyen conceptos como los sueldos y otras retribuciones a tus colaboradores, artículos de oficina, servicios públicos y gastos de arrendamiento.
  • Pago de impuestos e intereses por deudas.

Utiliza indicadores para evaluar tus cifras

Una vez tienes tus cifras claras, lo que sigue es analizarlas para saber si tu negocio es rentable o si es necesario implementar algún cambio. Para realizar este análisis los indicadores más recomendados son el ROA, el ROI y el ROE (siglas en inglés). La elección de uno u otro depende, en gran medida, de lo que necesites hacer con la información:

ROA (Return On Assets)

ROI (Return Of Investment)

ROE (Return On Equity)

Este indicador mide la rentabilidad de tu negocio a partir de sus activos, sin importar si estos son propios o ajenos.

Es muy útil para demostrar a inversionistas y entidades financieras qué tan beneficioso es invertir en tu negocio.

Generalmente, este indicador se usa para medir la rentabilidad con base en una inversión concreta:
por eso es ideal para evaluar el éxito de proyectos que tu negocio desarrolla a corto plazo.
Con este indicador sabes qué tan rentable es tu negocio de acuerdo con tu patrimonio neto, es decir, de tus recursos propios.

Aunque no te muestra un panorama completo
de tus finanzas, te sirve, por ejemplo, para conocer la rentabilidad que obtiene un socio o accionista con tu negocio.

<<Cotizar ya software administrativo, clic aquí>>

Ten en cuenta que:

  • Los tres indicadores descritos anteriormente, se calculan con base en las utilidades netas de tu negocio, es decir, de las ganancias que obtienes luego de descontar gastos y tributos.
  • La fórmula para los tres indicadores es la misma:

Indicador = (utilidad neta/recursos utilizados) x 100

Entonces, supongamos que quieres saber cuál es la rentabilidad de tu negocio, de acuerdo con el total de activos que posees; es decir, vas a usar el indicador ROA. Tu utilidad neta es de $1.000.000 y tus activos ascienden a $20.000.000. La fórmula para calcular la rentabilidad de tu empresa es la siguiente:

(1.000.000/20.000.000) x 100 = 5% de ROA

  • Para que un indicador sea positivo, los ROA, ROI o ROE deben arrojar una cifra mayor a cero.
  • Un indicador alto demuestra que tu empresa genera más utilidades con menos recursos, es decir, que es muy rentable.

Si los resultados no son los esperados y descubres que tu negocio no es rentable, hay varias acciones que puedes realizar para mejorar los indicadores y darle un nuevo impulso. Es posible, por ejemplo, que lo estés haciendo muy bien a la hora de vender, pero las ganancias no se vean porque tienes problemas para cobrarle a tus clientes. En ese caso, es indispensable que aprendas a solucionar los problemas con el recaudo de cartera.

Si tu negocio depende de movimientos de mercancía, tus utilidades también pueden aumentar al realizar un mejor control de tus inventarios. Implementar nuevas estrategias y protocolos para manejar este aspecto, puede aportar a tu empresa recursos con los que no contabas antes.

Herramientas para calcular fácilmente la rentabilidad de tu negocio

Sabemos que mantener una buena rentabilidad en tu empresa es un gran desafío. Ya alcanzaste una meta gigante, que fue atreverte a emprender y cumplir tus sueños. Pero en el camino aparecen nuevos retos, que se traducen en gran cantidad de datos como ventas, gastos e inventarios, que deben ser procesados oportunamente.

Por fortuna, existen herramientas tecnológicas creadas especialmente para facilitarte este trabajo. Un software administrativo es lo que necesitas para recopilar y categorizar esa información, de tal manera que esté disponible para cuando necesites observar cómo van tus indicadores e implementar ajustes.

El software administrativo de Siigo es la herramienta más útil para saber qué tan rentable es tu negocio. Con sus gráficas e informes automáticos, Siigo te mantiene al día en todo lo relacionado con tus ingresos y gastos.

¡Mejora la rentabilidad de tu negocio con el software administrativo de Siigo!

<<Súbete a la nube con SIIGO Nube, haz clic aquí>>