Cómo evitar la quiebra en tu negocio

Probablemente estés preocupado porque no estás obteniendo ganancias, hay vacíos e inconsistencias en tu inventario, has perdido clientes, tienes deudas y sientes que todo va de mal en peor y que a tu negocio le queda poco tiempo. Tranquilo, aunque parece el fin, no lo es. Estás a tiempo para sacarlo del abismo en el que está.

Te presentamos en este artículo algunos consejos sobre cómo evitar la quiebra, darle vida otra vez a tu emprendimiento y seguir apostando por él.

Según estudios como el informe Brechas para el emprendimiento en la Alianza del Pacífico, cerca del 40% de las pymes que surgen en Latinoamérica quiebran al segundo año de haberse fundado; esto debido a la falta de recursos, mal manejo de las finanzas, malas decisiones o incluso hasta falta de motivación.

Software_Administrativo

Toma nota de los siguientes consejos

Para que tu pyme se mantenga y aprendas cómo evitar la quiebra, te traemos los siguientes tips:

1.    Analiza cuál es el problema:

Es fundamental que cuando empiece la crisis y las cosas no vayan bien, hagas un alto en el camino para estudiar en detalle qué es lo que ocurre realmente. Tu pyme puede estar fallando a nivel externo o interno. Las crisis o inconvenientes externos son inevitables y muy difíciles de controlar; como, por ejemplo, factores políticos, sociales, culturales, de mercado, asuntos legales, entre otros.

Sin embargo, para las fallas internas, tienes el control en tus manos porque estos inconvenientes se pueden presentar por el tipo de estructura organizacional, las metodologías de trabajo, la sinergia del equipo, la gestión, el manejo de los gastos y los recursos técnicos. Por eso es indispensable que estudies muy bien cada entorno para que establezcas soluciones reales que saquen tu negocio adelante.

Lee: Mantén vigente tu negocio en estos tiempos de coyuntura

2.    Elabora una nueva estrategia de negocio

Una vez has realizado tu diagnóstico, es momento de que deseches y desaprendas eso que no está ayudando a tu negocio. Esto con el objetivo de aprender y establecer nuevas formas de gestión, potencializar tu producto o servicio, crear un lenguaje diferente y, si es necesario, una nueva imagen. Recuerda que la clave está en cubrir la necesidad del cliente y del mercado, mas no la tuya.

También te puede interesar: Qué es un ERP y cómo ayuda a tu negocio

3.    Haz de las redes sociales tus mejores amigas

El 84% de los ejecutivos respaldan el comercio por redes sociales. Además, el 75% de los compradores o clientes se encuentran altamente influenciados por la era digital, especialmente por lo que ven y consumen diariamente en las redes. Por eso es fundamental que tu negocio esté en las redes sociales.

Si tu pyme está en redes sociales verás cómo se impulsa y posiciona, atraparás muchos clientes en tus redes, sin contar que tu nicho de mercado se hará cada vez más grande y la gente comenzará a hablar de ti.

4.    Mantén ahorros fijos para emergencias

Desde que inicies la gestión de tu pyme debes establecer una fuente de ahorro que te permita acudir a ella cuando la situación esté complicada y empiecen a presentarse problemas financieros. Este ahorro funciona como un salvavidas que te ayudará a solventar tu negocio, mientras tomas decisiones que lo ayuden a evitar la quiebra y emerger nuevamente.

Escucha: Así comenzó esta gran historia

Nómina de la A a la Z

5.    Invierte en recurso humano:

Cuando inviertes en capital humano no solo das un mejor servicio, sino que garantizas un crecimiento organizacional sano. La empresa es lo que es por la gente y su fuerza de trabajo. Contrata los empleados que son y necesitas, motívalos, trátalos bien, dales bienestar y sobre todo haz que se sientan felices. El trabajo en equipo es la clave del éxito y la consolidación de cualquier negocio.

6.    Dale una oportunidad al teletrabajo o trabajo remoto

El teletrabajo es una excelente estrategia de ahorro en costos de locaciones, servicios públicos, transporte y mobiliario; además, con esta modalidad logras que la productividad de tu compañía aumente y los resultados sean mejores.

Puedes apostar por hacer que tus colaboradores realicen la mayor parte de su labor desde la comodidad de sus casas, alternando los días que requieras presencialidad en las oficinas (pueden ser, por ejemplo, una o dos veces a la semana); o si lo prefieres, pueden realizar las labores de lleno en la modalidad remota.

Lee también: 5 métricas infalibles para medir la cultura organizacional de tu empresa

7.      Haz la diferencia

La competencia que tienes en el mercado es muy grande y no vas a poder avanzar si entregas al público lo mismo que los demás. Debes preguntarte cómo hacer diferente tu producto o servicio, para que logres el objetivo de que te reconozcan y te elijan. Una vez tengas claro tu valor agregado, entonces crea una estrategia para ponerla en marcha y hacerte notar.

8.      Elige un software administrativo y contable para centralizar los procesos de tu negocio

Cuando eliges un software administrativo y contable para llevar la gestión de tu negocio no solo potencializas tus labores, dejando de lado las tareas operativas; además, puedes hacer el seguimiento en tiempo real de las transacciones y los movimientos que realizas.

Otra gran ventaja de los softwares administrativos y contables es que no requieren de instalación, no tienes que preocuparte por perder la información porque funcionan en la nube, son 100% seguros y resultan más económicos. En Siigo, por ejemplo, encuentras las mejores opciones; esas que se adaptan a la necesidad de tu negocio y entregan a tu cliente una gran experiencia de usuario. No lo pienses más ¡Cuando tienes Siigo Nube se nota!

<<Quiero controlar mi inventario con un software. Cotizar ya>>